Actualizado
domingo, 18 febrero 2018
13:47
h
URGENTE

Un adiós tras más de cuarenta años

Las religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos se despiden
Ver comentarios
|
04/02/2018
  • EMOCIÓN. Las religiosas Remedios, Teo, Arantxa y Begoña en el altar de la iglesia Inmaculada.
    EMOCIÓN. Las religiosas Remedios, Teo, Arantxa y Begoña en el altar de la iglesia Inmaculada.

La parroquia de la Inmaculada Concepción acogió una misa de acción de gracias dedicada a las religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos por la labor pastoral y humana que realizaron en la ciudad durante los últimos cuarenta y tres años. Fieles a su carisma “Buscar y amar a solo Dios” y con el deseo permanente de conformar sus vidas a la de la Sagrada Familia de Nazaret, han trabajado en la construcción del Reino en las diferentes parcelas de la pastoral con un gran celo apostólico y un amor preferencial a los pobres de toda índole. Con Inés y María Dolores se inició la comunidad apostólica hasta que se clausuró la casa de la calle Prim con las hermanas Remedios, Teo, Arantxa y Begoña. Ellas han ayudado siempre a los más necesitados con visitas a enfermos y a la cárcel o trabajos para la evangelización. Tras la misa, también se celebró una comida de convivencia en la que se les entregaron varios obsequios por sus trayectorias.