Actualizado
jueves, 16 agosto 2018
21:43
h
URGENTE

Jaén acoge 12 linces procedentes de Portugal

El centro de La Olivilla da resguardo a la especie en peligro de extición de Silves evacuada por un incendio
Ver comentarios
|
10/08/2018
  • ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN. Fotografía de archivo de un lince ibérico en libertad.
    ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN. Fotografía de archivo de un lince ibérico en libertad.

Un total de 29 ejemplares de lince ibérico fueron evacuados del centro de cría en cautividad de Silves (Portugal) por el incendio declarado el pasado 3 de agosto en Monchinque, en el distrito de Faro en el país vecino, y de ellos 20 serán acogidos en los centros de El Acebuche (Huelva) y la Olivilla (Jaén), según señalaron fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y en un comunicado la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Todos los ejemplares están a salvo y, de los 29 linces, ocho fueron trasladados al centro de cría de El Acebuche, ubicado dentro del Parque Nacional de Doñana, Matalascañas (Huelva). Nueve linces más fueron al centro de cría de Zarza de Granadilla (Cáceres) y una docena de ellos al Centro de La Olivilla (Jaén).

Los responsables del programa de recuperación adoptaron la decisión de trasladar a los animales debido a los daños que sufrieron las instalaciones del centro portugués. La decisión de trasladar a los linces a los centros de cría españoles (8 irán al Acebuche, 12 a la Olivilla y 9 a Granadilla) se tomó en coordinación entre los socios portugueses y españoles.

Los animales volverán a Portugal una vez se haya evaluado de la situación de las instalaciones y hayan sido restauradas. La medida es una acción de prevención incluida dentro del plan de contingencia, que no afecta ni al programa de cría ni al de reintroducción.

El centro de cría en cautividad de Silves en Portugal es uno de los cuatro enclaves en la Península ibérica en el marco del Programa de Recuperación Ex Situ del Lince Ibérico. De estos centros, El Acebuche y Zarza de Granadilla son gestionados por el Organismo Autónomo Parques Nacionales y el de La Olivilla por la Junta de Andalucía. El centro de Silves, gestionado por las autoridades portuguesas, resultó afectado este miércoles por las llamas y ha sufrido algunos daños que están por determinar, aunque la treintena de linces ha podido ser evacuada.

El incendio, que se declaró el pasado viernes en la localidad de Monchique (Portugal), ha quemado miles de hectáreas y ha obligado a desalojar varios municipios del Algarve. La evacuación se realizó siguiendo el protocolo marcado por el Instituto de Conservación de la Naturaleza y Bosques (ICNF) de Portugal, ente público del que depende el centro, uno de los cuatro de cría de la especie que hay en la Península. El pasado domingo el ICNF activó el plan de contingencia, que contempla la evacuación de los linces como medida preventiva, de modo que se procedió a realizar una propuesta de reparto de animales entre los tres centros de cría españoles.