Actualizado
domingo, 22 julio 2018
21:50
h
URGENTE

Un profesor irá al banquillo por abusar de cinco alumnas

Presuntamente, sometía a tocamientos a las menores en el instituto
Ver comentarios
|
11/07/2018
  • INVESTIGACIÓN. Los supuestos tocamientos se produjeron en un instituto de Secundaria, ubicado en municipio cercano a la capital.
    INVESTIGACIÓN. Los supuestos tocamientos se produjeron en un instituto de Secundaria, ubicado en municipio cercano a la capital.

Un profesor de Secundaria se tendrá que sentar en el banquillo de los acusados por, presuntamente, abusar de cinco de sus alumnas. El magistrado Fernando Moral, del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén, ha cerrado la investigación de una causa que se remonta al año 2014, cuando el docente fue detenido por la Guardia Civil. Su señoría entiende que hay indicios razonables de que el encausado sometió a tocamientos a las adolescentes en distintas dependencias de un instituto de un municipio cercano a la capital, en el que estaban matriculadas. Por eso, dicta el auto de procesamiento contra él y abre la apertura de juicio oral. La defensa del profesor ha recurrido esta decisión ante la Audiencia, tal y como explican las fuentes consultadas.

El auto judicial, al que ha tenido acceso Diario JAÉN, relata que el docente, identificado como Fernando G. R., sometía a la niñas a diversos tocamientos de índole sexual en los cursos 2012/2013 y 2013/2014. Habla de “abrazos por la espalda”, “roces”, “caricias” o “cachetadas en el trasero”, entre otras conductas. El juez establece que, indiciariamente, cometió estos actos con cinco de sus alumnas. “Las niñas, habida cuenta de la autoridad que para ellas representaba el acusado, carecían de mecanismo de reacción ante estas situaciones”, describe el magistrado en su escrito. Por ello, abre juicio contra el profesor por delitos de abusos sexuales.

La denuncia fue presentada por las familias de dos de las adolescentes en mayo de 2014. La Guardia Civil tomó, entonces, declaración a las menores, que tenían 13 años. Ambas explicaron que su tutor —el profesor ahora procesado— las había sometido a tocamientos de índole sexual, sobre todo en pechos y glúteos, y siempre por encima de la ropa. Según la versión de las adolescentes, esos episodios se producían, presuntamente, en el aula y en otras dependencias del centro escolar cuando las alumnas acudían, por separado, a reuniones de tutoría. En alguna ocasión, según se explica en el auto de procesamiento, el profesor llegó a “entrar en el servicio donde se encontraban las niñas, a las que abrazaba y palpaba las nalgas”. Las primeras denunciantes explicaron a los investigadores que estas conductas se producían desde hace bastante tiempo y que, incluso, el profesor era apodado por los alumnos del centro como “El Tocaculos”.

Fernando G. R. fue detenido por la Guardia Civil el 20 de mayo de 2014. En su primera declaración, negó todas las imputaciones. Cuando el juez le preguntó si sospechaba cuáles eran los motivos de las denuncias presentadas contra él, el docente alegó que cree que se deben a una represalia de una de las jóvenes a la que ha reprendido en más de una ocasión por su mal comportamiento en clase y que, incluso, fue expulsada. Explicó, además, que esa adolescente convenció a la otra para acusarlo de los abusos. El magistrado dejó en libertad al docente, aunque de forma cautelar decretó la suspensión en el ejercicio de su condición de funcionario público, es decir, le prohibió regresar al instituto.

La investigación posterior puso de manifiesto que podría haber más víctimas entre las alumnas. De hecho, el juez ve indicios de que el docente, presuntamente, pudo abusar de cinco adolescentes. El encausado, que en la actualidad tiene 56 años, sigue defendiendo su inocencia. En su contra, además del testimonio de las menores, también están los informes psicológicos que aseguran que los testimonios de las alumnas tienen veracidad.

Hechos similares: Un docente en prisión y otro a la espera de juicio

Actualmente, un profesor de Linares, César R. C., está cumpliendo una condena de 14 años de cárcel por abusar de dos de sus alumnas cuando tenían 13 y 15 años. La Justicia consideró que el docente se valió de su mayor edad y de su condición de autoridad para obtener el consentimiento de las adolescentes y mantener con ellas relaciones sexuales. El caso salió a la luz en febrero de 2012. En ese fecha, el profesor fue despedido tras ser sorprendido por una alumna de cinco años masturbándose en clase. Ese primer episodio puso al descubierto que César R. C. había tenido sexo consentido con dos alumnas menores de edad. Las engatusaba y conseguía que accedieran a sus pretensiones. Buscaba “un trato cercano con las menores a su cargo” e interactuaba con ellas en las redes sociales.

Además de este caso, hay otro procedimiento judicial por hechos similares que está pendiente de juicio. Se trata de profesor de instituto, que imparte clases en la comarca de la Sierra de Segura, que tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados para responder de un delito de agresión sexual. Presuntamente, abusó de una de sus alumnas, a la que sometió a diversos tocamientos durante las clases particulares de música que impartía en su domicilio entre febrero y noviembre de 2013.