Actualizado
martes, 16 octubre 2018
20:49
h
URGENTE

“Un bronce siempre sabe muy bien, y más con todo lo que nos ha costado”

Ver comentarios
|
26/09/2018

El hockey y Jaén no es algo que se relacione como el olivo y la provincia. Este es un minoritario deporte en nuestra tierra, pero, Carmen Cano, jugadora de la Selección Española de Hockey Hierba, abre el camino a jóvenes que quieran dedicarse profesionalmente a este deporte. La mureña, formada como jugadora en el CH Alcalá antes de jugar para el Club de Campo Villa de Madrid, graduada en INEF, reconoce el esfuerzo que se tiene que hacer cuando se dedica a un deporte que no tiene tanta afición como el fútbol o el baloncesto: “Todas nosotras estudiamos porque sabemos que al ser un deporte minoritario no podemos dedicarnos a ello. Entonces, todas tenemos que estudiar o salir adelante con algún trabajo porque sabemos lo que hay. Con mucha organización y cabeza fría, sabes que en los momentos libres tienes que estudiar sí o sí porque si no, no tenemos tiempo para hacer nada”.

La jugadora jiennense lleva dos años jugando con la selección absoluta. Antes de llegar, Carmen Cano jugó en todas las categorías inferiores del equipo nacional desde sub-16. El tiempo que lleva en esta categoría, Cano ha tenido tiempo de jugar un Campeonato de Europa y un Mundial. No fue fácil para ella y así lo expresa: “La verdad es que me costó muchísimo ir a la absoluta porque si es verdad que había estado en las categorías inferiores, pero el nivel de absoluta siempre es mucho más alto. Pero, al final, me vine a Madrid con 17 años solo para cumplir mi sueño que era debutar con la selección, intentar jugar al máximo nivel e ir a unos Juegos Olímpicos. Por ahora todo está saliendo bien y con mucho trabajo y mucho entrenamiento se consiguen las cosas”. En el Mundial, disputado el pasado mes de agosto, la selección consiguió el bronce, y mucho mérito de ello lo tiene Carmen Cano con su gol en cuartos de final. Al anotar el tanto sintió “un subidón”. La propia jugadora afirma: “Mi cara en ese momento lo reflejó todo lo que sentí. En ese momento sólo te acuerdas de lo que has sufrido para llegar ahí y la ilusión que tienes tan grande de poder cumplir un sueño”.

Recibir la medalla de bronce es su mejor momento deportivo, hasta ahora: “Por todas las sensaciones y por todo lo que conllevó diría sí”.