Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

Tensión en “El Neveral” tras la muerte de un preso en la cárcel

Familiares del recluso querían ver el cadáver antes de la realización de la autopsia
  • ánimos caldeados. Policías nacionales dialogan con algunas de las personas apostadas en “El Neveral”.
    ánimos caldeados. Policías nacionales dialogan con algunas de las personas apostadas en “El Neveral”.

Antonio F. C., un vecino del municipio granadino de Pinos Puente, fue encontrado muerto a primera hora de la mañana de ayer en su celda del Centro Penitenciario de Jaén. Había sido enviado a la cárcel jiennense apenas unas horas antes junto a otros seis integrantes de una banda que, supuestamente, se dedicaba a robar la carga de camiones estacionados en la autovía. Cuando los funcionarios de la prisión realizaron el recuento matutino, encontraron el cadáver de Antonio tirado en el suelo de su habitación. Su compañero de celda —otro de los supuestos integrantes del grupo— aseguró que no se percató de nada, según explican las fuentes penitenciarias consultadas. Aparentemente, el cuerpo no presentaba signos externos de violencia y todo apunta un fallecimiento por causas naturales.

Sin embargo, el juez Fernando Moral, en funciones de guardia durante esta semana, ordenó la realización de la autopsia para que los expertos certificaran los motivos de la muerte de Antonio F. C. Por ello, y tras el levantamiento del cadáver, fue trasladado desde el Centro Penitenciario hasta el Hospital Doctor Sagaz, conocido popularmente como “El Neveral”, donde recientemente fueron trasladadas las dependencias del Instituto de Medicina Legal (IML).

Ya a mediodía, varias decenas de personas, familiares y amigos del fallecido, acudieron a las puertas del centro sanitario. Las fuentes consultadas aseguran que exigieron a los guardias civiles que realizaron el traslado que querían ver el cuerpo de Antonio F. C. antes de que le realizaran la autopsia porque sospechaban que podía haberle pasado algo durante su estancia en los calabozos o en las celdas de la cárcel de Jaén. Legalmente, es imposible acceder a la petición de los familiares.

Fue, entonces, cuando la situación se puso muy fea por momentos. Algunos testigos aseguran, incluso, que llegaron a escucharse disparos al aire. Una circunstancia que es rechazada de forma tajante por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Eso sí, los agentes de la Guardia Civil se vieron obligados a pedir refuerzos alrededor de las tres de la tarde. Hubo momentos de tensión y la Policía Nacional tuvo que organizar con urgencia un operativo para evitar altercados. Decenas de agentes acudieron al “Neveral” y estuvieron desplegados durante toda la tarde de ayer. Un portavoz oficial de la Comisaría explica que no se produjeron incidentes y que los funcionarios pudieron tranquilizar a las más de 150 personas que estaban apostadas en el aparcamiento existente junto al centro sanitario. Allí estuvieron hasta que los forenses del Instituto de Medicina Legal concluyeron con la autopsia al cuerpo sin vida de Antonio. Los resultados preliminares del informe serán entregados en las próximas horas al juez encargado del caso.

A prisión preventiva por robos

El fallecido era uno de los siete detenidos por la Guardia Civil de Jaén en el transcurso de una operación por el robo de la carga de camiones en las principales vías de comunicación de Andalucía oriental. Todos los integrantes del grupo fueron enviados por el juez a prisión preventiva. Antonio F. C. llevaba horas en su celda cuando fue encontrado cadáver.