Actualizado
domingo, 09 diciembre 2018
21:40
h
URGENTE

Los vándalos atentan otra vez contra la Catedral

El deán de la seo, Francisco Juan Martínez Roja, lamenta el “poco amor hacia la ciudad”
  • daños. Los destrozos se centran en el primero de los peldaños.
    daños. Los destrozos se centran en el primero de los peldaños.

El primero de los cinco peldaños que, desde la Plaza de Santa María, llevan hacia la puerta de Santa Catalina, en la monumental Catedral de Jaén, amaneció desencajado en un extremo y partido en otro punto. “Resulta imposible imaginar qué puede pensar semejante sujeto para actuar así. Los daños han sido estudiados por el arquitecto diocesano para su pronta recuperación”, se informaba en el perfil de Facebook dedicado a la seo. La entrada genera, al cierre de esta edición, una cascada de comentarios, algunos críticos con las administraciones por no velar por este entorno, la “joya de la corona” del patrimonio local.

Lo ocurrido pilló en Roma tanto al obispo, Amadeo Rodríguez, como al vicario general y deán del templo mayor jiennense, Francisco Juan Martínez Rojas. Este último razonó: “Este acto demuestra el poco amor hacia la ciudad y es un gran atentado contra el monumento más representativo de Jaén, que difícilmente así puede aspirar a ser Patrimonio de la Humanidad”. En esta línea, dejó claro que acciones de este tipo poco contribuyen al objetivo de lograr que la iglesia sea declarada Patrimonio de la Humanidad. La idea, aparte de valorar los destrozos y buscar la solución idónea para restituir el monumento a su estado original, también pasa por depurar responsabilidades.

No en vano, Martínez Rojas recuerda que este acto vandálico es un delito contra el patrimonio, por lo que espera que los culpables sean juzgados con las penas que corresponden a la gravedad del hechos. Por el momento, las fuentes del Obispado consultadas no están en disposición de confirmar que se haya cursado la correspondiente denuncia. Partidos políticos, como el PSOE y la plataforma ciudadana Jaén Merece Más reclaman al alcalde, Javier Márquez, que haga todo lo posible para retomar el expediente para que a Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, incluya al templo catedralicio en su lista de bienes protegidos, una distinción de la que disfrutan Úbeda y Baeza, desde 2003, la vecina Córdoba y, más recientemente, el conjunto de Medina Azahara, también en la capital califal. En 2014, el Ayuntamiento de Jaén decidió retirar la candidatura de la Catedral a convertirse Patrimonio de la Humanidad después de que el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), el organismo asesor de la Unesco, recomendara en un informe no aprobar su inclusión en el expediente de Úbeda y Baeza. Ahí se planteó reformular de nuevo la candidatura. En mayo de 2017, la Universidad de Jaén organizó un simposio internacional con el título “La Catedral de Jaén a examen”, en el que una docena de expertos expusieron aspectos claves del monumento jiennense con el objeto de que sean tenidos en cuenta en el nuevo documento con el que se quiere solicitar que el templo sea patrimonio mundial. El momento, diseñado por el genial arquitecto Andrés de Vandelvira, está considerado uno de los mejores ejemplos del Renacimiento en España.

La investigación por las pintadas en el Callejón de la Mona fue archivada sin localizar a los autores
idcon=13537034;order=10

El Juzgado de Instrucción 3 de Jaén ordenó, hace más de un año, el archivo y sobreseimiento de las investigaciones abiertas para localizar al responsable de las pintadas en la Catedral de Jaén el 27 de diciembre de 2016. En diciembre de 2009, el Fiscal Superior

de Andalucía, Jesús García Calderón, publicó un decreto que instaba a las fiscalías de las ocho provincias y a las autoridades

competentes a coordinarse

para denunciar, perseguir y registrar estadísticamente los grafitis en monumentos o edificaciones BIC o que cuentan con protección

provisional. Advertía de que pueden ser constitutivos de posibles delitos castigados con penas de prisión de hasta 3 años. En el caso de la seo jiennense, el caso de las pintadas se puso en manos del jefe de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial, “en persona”, como explicaron en su momento fuentes del Cuerpo, al convertirse en prioridad policial localizar al autor del “atentado al patrimonio”, una vez que tuvieron denuncia formal de lo ocurrido. Hubo sospechas del responsable de las pintadas en la Catedral tenga relación con otras aparecidas en el cercano Ayuntamiento de Jaén. El grafitero pudo moverse a sus anchas en la calle Valparaíso, donde no hay videovigilancia, aunque este sistema sí está instalado unos metros más arriba, como por ejemplo, al comienzo de la Carrera de Jesús, en la esquina de la sede de la Administración local. Las grabaciones ya fueron revisadas por la Policía Local. Otra de las claves para encontrar a la persona que manchó un símbolo de los jiennenses es determinar si el trazo de sus pintadas se puede comparar con otro; es como analizar la caligrafía de una persona, algo que es único. Sin embargo, hasta el momento, las pesquisas realizadas fueron infructuosas. Aunque la causa judicial haya prescrito, el caso aún no se cierra.