Actualizado
jueves, 18 octubre 2018
19:52
h
URGENTE

Castillo de Canena luce el verde

El Ministerio de Agricultura ensalza su firme apuesta por el medio ambiente con el Premio Alimentos de España
  • RENOCIMIENTO. Rosa María Vañó, Sara Baras —diseñadora de la etiqueta de esta campaña— y Francisco Vañó muestran el producto.
    RENOCIMIENTO. Rosa María Vañó, Sara Baras —diseñadora de la etiqueta de esta campaña— y Francisco Vañó muestran el producto.

Castillo de Canena es un aceite muy “verde”. Lo dice el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que ha galardonado a la empresa jiennense con el Premio Alimentos de España por su firme apuesta por el medio ambiente y la sostenibilidad. “Estamos muy feliz. Nos premiaron por la apuesta internacionalizadora. Después, por nuestro aceite. Luego, reconocieron la explotación, y ahora nos llega este Premio Alimentos de España por la apuesta ambiental. Se trata de una manera de decirnos que las cosas se hacen bien. Queremos compartir el premio con el gran equipo humano porque Castillo de Canena no solo somos Paco (Vañó) y yo”, afirma Rosa María Vañó, directora Comercial de Castillo de Canena Olive Juice.

Asimismo, continúa: “Se trata de un reconocimiento a la agricultura integrada y biodinámica, a la gestión energética con placas solares, a las inversiones para ahorrar agua, a los abonos con oveja segureña, al control de la huella de carbono, a las medidas para ahorrar energía, a la eliminación de los herbicidas y, en definitiva, a nuestra vocación por mantener un producto de alta calidad que se elabora con energía verde”. Es la única empresa andaluza que ha conseguido un reconocimiento durante esta edición del galardón.

Nestlé España, Cárnicas Tabladillo y Los Galayos también figuran entre los galardonados. En concreto, estos premios reconocen la labor desarrollada por empresas y profesionales que se han distinguido por producir, ofrecer y divulgar los alimentos de calidad españoles, así como su contribución al desarrollo del sector alimentario español de forma sostenible y eficiente. El galardón a la “Industria alimentaria” recayó en Nestlé España por su programa “Solís responsable” en la producción de salsa de tomate, como muestra de la viabilidad de proyectos que impliquen a todos los eslabones de la cadena de valor alimentaria.

El accésit a la iniciativa emprendedora en la modalidad de industria alimentaria fue para la Destilería Siderit de Arce (Cantabria), dedicada a la elaboración artesanal de bebidas espirituosas de alta calidad. Por su parte, la empresa segoviana Cárnicas Tabladillo fue galardonada con el premio a la internacionalización alimentaria por haber sido capaz de introducir técnicas innovadoras en la comercialización del cochinillo asado al estilo segoviano.

Por su parte, en la firma gallega Puerto de Celeiro logró el premio a la producción de la pesca y de la acuicultura por su trayectoria y el nuevo enfoque que el grupo empresarial otorga a la gestión de la producción y comercialización de la merluza de pincho con una estrategia de diferenciación a través de la sostenibilidad y la calidad de esta especie. El premio destinado a la restauración ha sido para Los Galayitos, por su restaurante Los Galayos de Madrid, establecimiento de más de 100 años de historia en gastronomía tradicional.

Presente en 52 países del mundo

Castillo de Canena venderá su producto en 52 países del mundo, por lo que el 80% de sus botellas saldrán del país en busca de los mercados internacionales. Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón son mercados estratégicos para esta empresa, que mantiene una firme vocación exportadora. Además, se trata de uno de los aceites más laureados de España dentro de los certámenes de calidad.

Recomendado en alemania por su nivel

Castillo de Canena se ha convertido en el aceite recomendado por los consumidores de Alemania. Se trata de un reconocimiento que realiza la asociación de consumidores de este país después de analizar el género que existe en los lineales de los supermercados. Es un aval que se concede después de someter al producto a unas pruebas exigentes para constatar su calidad antes de convertirse en referencia.