Actualizado
domingo, 09 diciembre 2018
21:40
h
URGENTE

Aliento a las grandes promesas

El Aula Magna de la Universidad de Jaén acoge, una vez más, los Premios Jaén Joven
Ver comentarios
|
09/10/2018

La provincia cuenta con numerosos jóvenes y colectivos que, pese a su corta edad, son todo un ejemplo para el resto de la sociedad. Y aplaudir su tarea, que en muchas ocasiones quizás resulta desconocida, fue el principal objetivo de los Premios Jaén Joven 2018 que organiza Diario JAÉN, junto a entidades organizadoras y patrocinadores, en la que supuso ya su quinta edición. En este caso la entrega de premios, ya especial de por sí por el reconocimiento público a 22 jóvenes jiennenses, contó de nuevo con el escenario del Aula Magna de la Universidad de Jaén, y fue todavía más emotiva con motivo del 25 aniversario de la creación de la UJA, que la institución académica conmemora con numerosas actividades a lo largo del año.

Los asistentes a la cita con lo mejor de Jaén subieron sus fotografías y vídeos a las redes sociales con la etiqueta #JaénJoven, de tal forma que los reconocimientos fueron más interactivos y acordes al público al que se dirigían.

La redactora de Diario JAÉN Manuela Millán fue la encargada de conducir la entrega de premios, que arrancó con el discurso de bienvenida de la vicerrectora de Estudiantes, María Luisa del Moral, y a su intervención siguió la de la diputada de Igualdad y Juventud de la Diputación Provincial de Jaén, María de los Ángeles Leiva, tras lo que comenzó oficialmente la entrega de reconocimientos. Y lo hizo con el Premio Junta de Andalucía a Mónica Gómez, que a través del graffiti canaliza su mensaje y su arte. Sus murales lucen en la actualidad por todo el país, y en su obra, en el arte urbano y en la pintura tradicional, tiene gran peso la temática femenina.

Jesús del Moral fue el segundo en pisar el escenario para recoger el Premio Excelencia Gastronómica. El joven bailenense se enamoró del oficio en los fogones de casa, y su amor y pasión por la cocina le llevó a formarse con los mejores. Un impulso más al que supone ya todo un referente para la nueva cocina jiennense. El de Desarrollo Tecnológico fue para “Hunt the night”. Un proyecto del equipo capitaneado por Daniel Burgos, que lucha contra los gigantes de los videojuegos. El Premio Espíritu Deportivo recayó, por su parte, en Fernando Moya, un ejemplo de superación, que encontró en la natación no solo su mejor rehabilitación, sino también una disciplina en la que brillar deportivamente. En la actualidad milita en el Club Natación Fidias de Córdoba, y entre sus sueños está el de participar en unos juegos paralímpicos.

A continuación se entregaron los tres Premios Especiales a Colectivos Juveniles. El primero de ellos fue para el Grupo de Teatro Ticana de Valdepeñas, que cuenta con más de tres décadas de historia sobre escenarios de todo tipo. En la actualidad, unos 25 jóvenes se atreven con la comedia, los monólogos y las actuaciones dramáticas, y entre sus proyectos más inmediatos está la representación de los pasos de Semana Santa en la Plaza de Santa María de Jaén. El segundo recayó en el Club Baloncesto Martos. Con más de un cuarto de siglo en activo, la organización deportiva realiza una firme y consolidada apuesta por el valor del esfuerzo, del compromiso, de la solidaridad y del trabajo en equipo. Casi un centenar de jugadores serán los que vistan durante esta temporada el negro y el rojo del CB Martos. El tercero fue para Young Cats, la sección infantil de la Asociación Jaén Jazzy, que mezclan la diversión con el cariño a la música y, en concreto, al jazz. Una pequeña banda que aprende con juegos y actividades musicales.

Precisamente fueron los integrantes de Young Cats los que realizaron la primera de las actuaciones musicales previstas durante la entrega de premios y dieron buena muestra de su buen hacer y el gran trabajo que realizan a lo largo del año con la música. Con el Premio Pintura comenzó la segunda parte de la gala. Un reconocimiento que recayó en Araceli Quirós, una joven que pese a que tan solo tiene 18 años y aún realiza sus estudios de Bellas Artes, cuenta con una amplia obra. Tesón y esfuerzo no le falta, puesto que trabaja previamente mucho lo que quiere hacer, y quizás ese sea el motivo por que esta distinción se suma a otras muchas que ya ha recibido previamente.

Lidia Pérez recogió el Premio Flamenco, que también se une a los que ya atesora de Ronda, Loja y Leganés. Desde muy pequeña sintió la llamada del flamenco, y los fandangos que escuchaba en televisión le abrieron camino. Con la peña “El olivo del cante”, de Villanueva de la Reina, encontró una manera de formarse y mejorar. El Premio Teatro fue para Michi Vilchez, que escribió y dirigió un musical con el que ha obtenido mucho reconocimiento de crítica y público. De hecho, su obra se presentará por todo lo alto de nuevo en el Infanta Leonor.

En la categoría de Agricultura fue Blanca Chamorro la que se hizo con el galardón. A sus 28 años, cuenta con una larga trayectoria de trabajo con el aceite de oliva, tras cursar Nutrición y Dietética. Y en Artesanía, el baezano Pedro Fernández se hizo con el reconocimiento al mantener vivo el oficio de talabartero. Hace unos meses entró en el Registro de Artesanos de la Junta, un aval para la calidad de su trabajo. Marta García Tena recibió el Premio Solidaridad. La joven unió su pasión por la Enfermería con la colaboración no solo a través de sus viajes a Colombia o el Sáhara, sino también en su día a día, con los que tiene a su alrededor. La Asociación Oborus, que desde hace más de una década vela por un tipo de ocio alternativo, recogió el Premio Jóvenes Inquietos. Gracias a su impulso se celebra desde hace tres años “Jaén Go”. Rocío García obtuvo el Premio de Cine. Una joven malagueña que ha desarrollado toda su trayectoria laboral en la provincia, y a la que le apasiona contar historias a través de la luz y de la imagen. En la categoría de Artes Gráficas, María Peñas, conocida en el mundo de la ilustración como “Lady Dot”, recogió el reconocimiento. Se trata de una ilustradora, diseñadora y técnico de imprenta que alterna la ilustración con todo tipo de trabajos creativos.

El instituto Az-zait se alzó con el reconocimiento Compromiso Educativo. Y es que se trata de un referente en la educación por sus métodos de enseñanza y pionero en algunas materias. La Trayectoria Deportiva de Carmen Cano también se reconoció durante el acto. Cuenta con un palmarés envidiable, y ha llevado la pasión por el hockey desde Alcalá hasta el combinado nacional. El Premio Empresa Joven fue para Astroándalus, la primera firma andaluza especializada en turismo astronómico, cuyo germen nació en una sociedad astronómica de Martos. Teresa García, que sacó la puntuación más alta en la prueba de acceso a la Universidad, se alzó con el Premio Diputación. Lo recogió su madre, Teresa Salcedo.

Y el Premio Especial fue para Luis García, que ha trabajado con la Agencia Espacial Europea y es el creador de una app para los astronautas. El de Mejor Expediente lo recogió Mateo Pérez por tener la mejor nota en Ingeniería de Tecnologías de la Telecomunicación, que ahora exprime sus cualidades en un máster de la Universidad Politécnica de Madrid. La música de la cantante iliturgitana Carmen García puso el broche a la entrega de premios. Una nota dulce para una noche de ensueño.