Actualizado
sábado, 20 octubre 2018
22:20
h
URGENTE

Acuerdo provisional para que el Puente de la Sierra tenga agua

La asociación de vecinos, dispuesta a manifestarse si no se garantiza el suministro
Ver comentarios
|
14/06/2018

El Gobierno local logró anoche devolver el abastecimiento de agua al Puente de la Sierra, uno de los núcleos de población de la capital que, precisamente, alcanza su mayor nivel de ocupación con la llegada de las altas temperaturas, lo que ya se nota. El concejal Miguel Contreras, segundo teniente de Alcalde, explica que, ayer, el Ayuntamiento se puso en contacto con todas las partes implicadas, es decir, la Asociación de Vecinos Puensi, que denuncia el corte en el suministro; el empresario que tenía encomendada esta prestación, merced a un acuerdo con la Administración local, de 2005, y Aqualia, que es la compañía que presta este servicio en el término municipal, como subcontrata de la Administración local. El vecino anunció que renunciaba, al entender que tiene que el agua tiene que ser asumida por el Ayuntamiento para dar garantías y correr con los gastos de mantenimiento necesarios. Ante esta situación, Contreras explicó que se le solicitó al empresario que, mientras se alcanza una solución definitiva, se restablezca el servicio, petición a la que accedió, como gesto de buena voluntad.

“Por nuestra parte vamos a poner todo lo que podamos para encontrar una pronta solución”, argumentó el responsable municipal al que, como explicó el presidente de la asociación Puensi, Francisco Ramírez, se remitió una prolija documentación. En estos papeles, tal y como apunta, queda claro el origen de este problema, que data de 2005 cuando, para buscar una solución urgente, se dejó en manos de un particular el suministro. “Queremos que nos den una respuesta clara y lo antes posible, si no, nos vamos a las puertas del Ayuntamiento. Los responsables municipales tienen que hacer lo que le corresponde, que es atender a los vecinos”, argumentó el líder vecinal, muy molesto con el modo en el que los gestores municipales atienden a los ciudadanos que tienen a su cargo. De hecho, está convencido de que lo que ocurre en el Puente de la Sierra es un ejemplo más de la compleja situación en la que se encuentran toda la zona de chalés, conocida como Los Puentes, para la que parece que nunca se encuentra un encaje legal.

El acuerdo que dio origen a una situación que, finalmente, se convirtió en un problema fue suscrito el 26 de abril de 2005, cuando el alcalde era el popular Miguel Sánchez de Alcázar. El vecino que lo suscribió fue Rafael Alcántara Martínez, padre del empresario hostelero, que se había quedado al frente de este servicio, y que decidió, el pasado 31 de mayo, que no podía continuar asumiendo esta labor, propia de la Administración local. El acuerdo original era para dos años y fue prorrogado en noviembre de 2007, hace ya más de una década. En aquellos días, el Ayuntamiento se comprometió a instar a los afectados por este problema con el abastecimiento a conectarse con la red general de agua, con la advertencia de que, si no se hacía, se procedería al corte, algo que no ha ocurrido.