Actualizado
domingo, 09 diciembre 2018
21:40
h
URGENTE

Más 2.000 muertos por el terremoto en Indonesia

Las malas condiciones provocan brotes de enfermedades
Ver comentarios
|
10/10/2018
  • CATÁSTROFE. Una familia de afectados fuera de su tienda en el campamento.
    CATÁSTROFE. Una familia de afectados fuera de su tienda en el campamento.

Los trabajadores sanitarios en Indonesia se están esforzando por atender a los decenas de miles de desplazados por el terremoto y el posterior tsunami del pasado 28 de septiembre, ante la falta de cobijo y agua potable, lo que hace temer que pueda producirse el brote de enfermedades.

El balance oficial de muertos del terremoto de 7,5 de magnitud y el tsunami que golpearon la isla de Célebes se eleva ya a 2.010 mientras que otras 10.000 personas resultaron heridas. Unas 70.000 personas están desplazadas y muchas están viviendo en campamentos improvisados con restos de madera y plástico en Palu, la localidad más golpeada.

“Francamente, no tenemos la capacidad para organizar y centrar nuestros esfuerzos ahora mismo”, reconoce la doctora Jumriani, jefa de los servicios de salud del departamento de Sanidad provincial en una tienda de campaña en frente de lo que era su oficina.

“Inicialmente, estamos tratando principalmente heridas. Ahora nuestra principal preocupación es la diarrea, la gripe, las enfermedades de la piel, principalmente por la falta de agua potable y la exposición”, explica la responsable.

“Los campamentos de evacuados están dispersos por todas partes y también nuestros voluntarios”, añade. Las pizarras blancas instaladas en su tienda están llenas de cifras de varios casos médicos en distintas zonas.

“Ahora estamos recibiendo suficientes suministros, hay comida y agua, pero muchos niños han comenzado a enfermar con diarrea y gripe”, cuenta Megawati, una madre de 31 años, mientras acuna a su hijo en brazos.