Actualizado
jueves, 18 octubre 2018
21:55
h
URGENTE

“Siempre estarás con nosotros”

Ver comentarios
|
10/12/2017
 Por tus amigas de Santa Ana.
Por tus amigas de Santa Ana.

Nunca es fácil decirle “adiós” a una persona a la que admiras, aprecias y quieres. Nunca es fácil despedirte, saber que nunca volverás a compartir con ella momentos, risas y alegrías. No es fácil y menos si se trata de ti.

Con la humildad como bandera, destacaste en muchas cosas, pero te caracterizaba, sobre todo, tu bondad y tu simpatía. ¿Quién no se alegraba cuando entraba en el bar y te asomabas para saludar? ¿A quién no conseguías sacarle una sonrisa? Estabas avanzada a tu época, sabías relacionarte con los niños, con las personas mayores, con los jóvenes... Algo que muy pocas personas consiguen hacer. Además, sabías adaptarte a todos los clientes en aquella cocina típica de pueblo a la que dedicaste, prácticamente, toda tu vida. Y, sobre todo, trabajadora, porque nadie le ponía tanto empeño en hacer su trabajo bien, nadie conseguía hacer lo que tú hacías.

Fuiste un ejemplo a seguir, en todos los sentidos y no solo para tus hijos, sino para tu marido, tus amigas, tus vecinas, tus conocidos...

Qué alegría daba llegar al bar y encontrarte allí, sonriendo, más fuerte que nunca, a pesar de todas la adversidades con las que te encontraste en tu vida. Eras una mujer valiente, lo fuiste hasta el final, y también muy sufrida, pero eso nunca fue impedimento porque siempre encontrabas la forma de llevar muy bien ese sufrimiento, de adaptarte y de asegurarte de tener siempre una sonrisa que fuese de oreja a oreja. Eras luz en los días de tormenta. Y, por eso, y por muchas cosas más, el vacío que has dejado es muy grande para todos. Por eso tu recuerdo siempre estará con nosotros, siempre nos acordaremos de ti y de todos los momentos que pasamos contigo. Porque en todos nuestros corazones siempre habrá un hueco para esa mujer que supo alegrarnos y llenarnos de risas.

Gracias por todo lo que hiciste, gracias por todos los momentos compartidos y por todas las sonrisas que nos regalaste, te aseguramos que se han quedado grabadas a fuego en nuestra mente y nunca desaparecerán de ahí.

Te echamos de menos, tus amigas y tu familia. Y queremos decirte, una vez más, estés donde estés, que te queremos y que nunca ja- más te olvidaremos.