Actualizado
sábado, 16 diciembre 2017
17:08
h
URGENTE

Rajoy justifica el 155 por el “ataque desleal y peligroso” a la Constitución

Ver comentarios
|
11/10/2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha justificado este miércoles ante el pleno del Congreso su decisión de poner en marcha la vía del artículo 155 de la Constitución con la Generalitat de Cataluña por considerar que los dirigentes catalanes han usado “su posición institucional para perpetrar un ataque desleal y muy peligroso” contra la Constitución, la unidad de España, el Estatuto de Cataluña y “lo que es peor, contra la convivencia”.

Rajoy ha iniciado su comparecencia ante el pleno confirmando que el requerimiento que ha enviado al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que aclare si ha declarado o no la independencia de Cataluña se ha producido “al amparo del artículo 155 de la Constitución”. Este artículo, que permite al Gobierno dar instrucciones a las autoridades de una comunidad autónoma para que cumplan sus obligaciones, tiene como paso previo un “requerimiento” al presidente autonómico de que se trate.

El jefe del Ejecutivo también ha recalcado que, con el supuesto referéndum del 1 de octubre, el Gobierno catalán “incumplió la ley, las sentencias de los tribunales y su propia legalidad” y además “soliviantó las calles para simular una legitimidad democrática de la que carecían”.

Rajoy ha defendido que la crisis generada va mucho más allá de una diferencia política, sino que es un “desafío a requisitos previos a cualquier discusión política”. “Lo que hemos visto, el desorden, la división entre catalanes y la huida de empresas son dramáticas consecuencias de la violación de las leyes”, ha proseguido.

“La ley es lo que permite vivir civilizadamente, la que ampara los derechos de todos los ciudadanos, la que defiende al débil, la que delimita los cauces de la convivencia en armonía. Cuando falla la ley, triunfa la arbitrariedad, se abre paso el abuso y la injusticia, se pisotean los derechos y desaparece la concordia”, ha proclamado Rajoy.