Actualizado
martes, 11 diciembre 2018
09:48
h
URGENTE

En manos del jurado

Los quince finalistas, de casi un centenar de solicitudes, se conocerán el 30 de mayo

E l inicio de un sueño. Se hacía casi imposible pasar cerca de Diario JAÉN y no sentir los nervios que emanaba la redacción. Colas llenas, una organización que cuidaba al mínimo cada detalle y un jurado comprometido con el papel que debían desempeñar. Arrancó así el Olivavoz Talent, la búsqueda de una futura estrella de la canción que lleve por bandera a su tierra. Desde las once de la mañana comenzaron a pasar, a la sala 75 Aniversario, los primeros aspirantes. Si los nervios se podían sentir por cada rincón, el escenario de las actuaciones rozó casi lo insólito. En él, casi un centenar de corazones se entregaron en cuerpo y alma para demostrar que son los merecedores del triunfo.

Pero para sorpresa de algunos, el lugar elegido para las pruebas no provocaba tanto miedo. En él lo esperaban seis miembros del jurado con la mejor de las sonrisas y una calidez que hizo que muchos se crecieran. De las actuaciones se hace difícil hablar. Múltiples géneros se entrelazaban para demostrar que Jaén es sinónimo de talento y que el Santo Reino además de divino es fuente de maestría. Mientras que los concursantes ofrecían sus mejores tonos, algunos acompañados y otros, en solitario, las miradas de complicidad entre los miembros del jurado fueron continuas, y eso que fácil no lo tuvieron en ningún momento. Pero, sin duda, la palabra más escuchada durante toda la jornada fue talento. “En Jaén hay mucho talento, en algunas ocasiones escondido, y nivel, y con este concurso queremos descubrirlo y darle la oportunidad a posibles artistas que viven en lugares muy rurales y que tengan una oportunidad”, comentó Santi Villar, parte de la organización. ¿Y cuál fue el requisito más importante que tuvo en cuenta el jurado? La emoción. “Nos dejamos llevar por los sentimientos y por aquellos artistas que te llegan dentro”, aseguró el cantante Hugo Salazar, miembro del jurado. Junto a él, Luis Miguel Peláez, de Apache, la cantante Mar Blanco, el agente de promoción artística Juan Carlos Iglesias, el productor Raúl Ruiz y la cantante Sole Candela, tuvieron en sus manos, y en su voto, el futuro de todos aquellos que buscaron su oportunidad y de los que solo pasarán quince a la segunda fase, porque Jaén rebosa de olivas pero también de arte. Tanto, que al cierre de esta edición, el Jurado aún continuaba con la deliberación de quiénes serían los finalistas. Los afortunados lo sabrán el 30 de mayo a través de la web oficial del concurso, así como en Diario JAÉN.