Actualizado
domingo, 14 octubre 2018
16:12
h
URGENTE

“Que haya Jiennenses para muchos años más”

El humorista presenta mañana la Gala de los premios
Ver comentarios

—Con tanta experiencia a sus espaldas, ¿aún hay nervios?

—Siempre hay nervios, y más para una Gala así, en la que me cae mucha responsabilidad al llevar yo todo el acto. No es fácil. Son muchos premios, muchas cosas; la gente espera que meta humor. Entonces, para mí es mucho más difícil que cualquier otra actuación o monólogo de los que hago. No obstante, el hecho de la que la gente ya me conozca de otros años me da cierta tranquilidad; lo peor fue la primera vez, claro. Pero me sigo poniendo muy nervioso.

—Improvisación y guion han convivido en sus anteriores participaciones en la Gala como presentador. ¿Este año seguirá la misma línea, o guarda alguna sorpresa confesable?

—Sí, sí. Este tipo de actos, al haber muchos premiados, da pie a la improvisación. En todos los “Jiennenses” he improvisado, aunque también llevo mis cosas, por supuesto. Pero las cosas que ocurren o lo que dicen los premiados dan mucho pie para improvisar. Seguiré la misma línea que en otros años, con el humor siempre presente. Y más con los invitados que habrá y teniendo elecciones próximamente; hablaremos de todo un poco, de la actualidad política, del fútbol... Hay que estar en la actualidad.

—¿Estrenará traje?

—No, no está la cosa como para estrenar traje. He tenido bodas este año, y hay que amortizar.

—¿Qué le parece la lista de galardonados de 2017?

—Muy bien. No los conozco a todos, pero me alegra mucho, por ejemplo, el Premio de Turismo a Jaén, Paraíso Interior, que hace mucho por toda la provincia, y me gustado. También el de Cultura, que ha recaído en Riff Producciones, porque sé lo importante que es lo que hacen, lo valoro mucho, su actividad es la base de cómo y por qué se hacen las obras y los programas que ofrecemos luego.

—El Premio Mar de Olivos, a Natalia Verbeke, se va para el mundo de la farándula... ¿Qué le parece la elección? ¿Ha trabajado con ella?

—Efectivamente; cuando me lo dijeron, no me lo esperaba. La verdad es que he escrito cosas también para ella, por tener una deferencia con alguien que, a pesar de tener una agenda como la que tiene, ha aceptado venir gustosamente. No he trabajado nunca con ella, conozco su trayectoria y tendré la oportunidad de conocerla en la Gala.

—¿Qué piensa de los Premios Jiennenses del Año?

—Han sido siempre un espaldarazo, desde hace muchísimos años. Yo tuve también el honor de recibir uno hace ya tiempo, y para mí fue muy importante. Así que creo que estos premios deben permanecer, porque, además, abarcan muchas áreas de la actividad jiennense, tocan todos los palos, desde la sociedad hasta la empresa, que tan importantes son. Cuando uno recibe ese premio, es un espaldarazo a su trayectoria. ¡Que haya Jiennenses para muchos años!

—Monólogos, actuaciones, colaboraciones..., no para. ¿En qué está embarcado ahora?

—Así es. Acabo de montar, con dos socias, una cooperativa de producciones, Pepitadinamita Studios, que está en sus comienzos y que lanzaremos en septiembre. Además, preparo una próxima obra para estrenarla en Madrid el año que viene, y trabajo en su realización, porque requiere mucho esfuerzo; será la que sustituya a Cowboy espacial, con la que todavía estaré algunos meses, con las últimas funciones, en Madrid. El 5 de julio estaré en Los Villares con algo muy especial, diferente, Humor Sinfónico, en colaboración con la asociación musical Lázaro Rueda.

—Dicen que está usted de moda. ¿Lo comparte?

—Bueno, la verdad es que nunca he sido muy de tendencia —me lo dice mi mujer—. Soy más bien regular, me gusta más una trayectoria que estar de moda, que tampoco está mal.