Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
13:36
h
URGENTE

Susana Díaz defiende que tiene un Gobierno sólido

Juanma Moreno le exige que no juegue con la estabilidad

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, manifestó ante el Pleno del Parlamento que el PP-A está “nervioso” porque, pese a haberlo “intentado todo”, no ha podido encontrar ni una sola “mácula” en su Gobierno y, por ello se tiene que “remontar” a casos de hace diez o quince años que se están investigando en los tribunales, mientras que el presidente de los populares, Juanma Moreno, la acusó de “tapar la corrupción” y también le ha exigido que deje de “jugar con la estabilidad” en la comunidad.

Susana Díaz defendió, durante su debate con Moreno en la sesión de control del Pleno de la Cámara, que Andalucía es un “ejemplo de estabilidad” y que hay medio millón de parados menos desde que es presidenta. Ha querido dejar claro que cuenta con un Gobierno sólido, con prioridades, objetivos y que está trabajando, lo que ha permitido que Andalucía esté creciendo como no ha crecido antes, y que hoy cuenta con el mayor PIB de su historia y con un récord en exportaciones.

Enfrente, según la presidenta, está el PP-A y su presidente al que “sólo le preocupa la fecha de las elecciones”, algo de lo que lleva hablando desde hace un año, sin haber aportado nada más a la comunidad. Susana Díaz se ha referido al “año de sufrimiento” que lleva Moreno, en que no ha “rascado bola” y no sabe “dónde se encuentra”.

Asimismo, le ha reprochado que un día critique a Ciudadanos y el otro rece por ver si suma con ellos tras las elecciones autonómicas y “le salen las cuentas”.

Por su parte, el presidente y portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento andaluz, Juan Marín, retó a la presidenta de la Junta a firmar la proposición de ley elevada a la Cámara por el partido naranja, y a la que se ha sumado Podemos para eliminar los aforamientos en Andalucía, y le ha indicado que, dando ese paso, volvería a “confiar” en ella. La presidenta le ha replicado que, él en, “el papel de dóberman de la derecha no es creíble”, por lo que le ha pedido que “no le disfracen” de eso.

Además, Díaz recordó que nunca le exigieron a su Gobierno ese requisito de la eliminación de aforamientos durante la legislatura.